¿Cómo prepararse un listening?

Una de las pruebas que más suele intimidar a los alumnos que se presentan a un examen de inglés es el listening. Por lo general, es uno de los apartados que menos se practica, sobre todo porque en casa no solemos contar con todos los recursos necesarios para estudiarlo por nuestra cuenta.

Si nuestro oído aún no ha conseguido afinarse del todo, es conveniente que dediquemos parte de nuestro estudio a escuchar audios y contestar preguntas sobre el discurso. Lógicamente, no es un material que solamos encontrar en la mayoría de los libros de texto, pero en internet podrás encontrar una infinidad de recursos disponibles. Puedes consultar la página oficial de escuelas como Cambridge, o bien de la escuela con la que estés preparando, ya que sus modelos serán bastante similares al que tendrás que hacer cuando llegue la hora de examinarte.

En este punto, es importante que tengas cuidado, asegúrate de que los audios que escuches se correspondan con tu nivel. Si te vas a presentar a un nivel advanced no practiques con material de un nivel B1, ni viceversa, pues bien el resultado será contraproducente o no conseguirás entender ni la primera letra.

Otro consejo es que te apuntes estructuras y palabras recurrentes. En los exámenes de determinados niveles se suelen repetir numerosas expresiones y estructuras. Apúntatelas y busca el significado de aquellas que desconozcas, antes del examen dales un repasillo. Esto te será de gran ayuda a la hora de hacer la prueba, nada mejor que empezar un listening y escuchar palabras conocidas, te servirá para relajarte, entender mejor el audio y poder contestar correctamente a las preguntas.

Siguiendo esta misma línea, verás que los temas también suelen repetirse. Si, por ejemplo, ves que en el nivel que te estás preparando los audios sobre viajes son bastante frecuentes, puedes hacerte un glosario sobre el tema para que no te pillen desprevenido. También puedes revisar los listenings que hayas hecho previamente, puede que te salgan preguntas similares y así ya sabrás más o menos por dónde van los tiros.

También puedes utilizar métodos más alternativos, como utilizar la música y las series o películas para acostumbrarte al ritmo y a la entonación del inglés. Mientras más escuches, más agilidad desarrollarás a la hora de entender los diferentes audios. Es  una muy buena opción para acostumbrarte a los diferentes acentos, agudizar tu oído y estar preparado para escuchar y comprender a cualquier hablante de inglés, sin importar su procedencia. Puedes descargarte las letras de tus canciones favoritas y echarles un ojo mientras escuchas la canción, y ver tu serie preferida en inglés, verás cómo poco a poco empezarás a notar una mejoría.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Aviso Legal, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies