Cometer errores a la hora de expresarnos es algo muchos más frecuente de lo que pensamos, y si estos pueden aparecer cuando hablamos en nuestro idiomas nativo, cometerlos a la hora de expresarnos en una lengua que estamos aprendiendo es muchísimo más común. Por ello, es importante que tengas en cuenta los errores más típicos para poder evitarlos.

Todos nos equivocamos a la hora de empezar a hablar en un idioma nuevo. De todas formas, es importante que sepas que hay algunos errores más comunes que otros, sobre todo dependiendo de cuál sea tu idioma nativo. Al principio, casi todos los hispanohablantes solemos caer en las mismas trampas lingüísticas por culpa de las interferencias con el español:

Colocación errónea de los adjetivos: El español es más flexible a la hora de colocar un adjetivo, y en la mayoría de las ocasiones podamos colocarlo delante o detrás del nombre según nos apetezca. En inglés no contamos con esa libertad, pues el adjetivo debe ir el 99,9% de las veces delante del nombre. Así que ya sabes, ante la duda, siempre delante.

El uso excesivo del artículo “the: Si vas paseando por cualquier calle de Londres, te resultará fácil identificar a los españoles hablando en inglés, pues por cada ”the”” que utiliza un nativo en cualquier frase, el español habrá utilizado por lo menos 10 . Esto se debe a que en español estamos acostumbrados a insertar los artículos delante de casi todos los nombres. Sin embargo, en inglés encontramos ciertas reglas que determinarán el uso o la ausencia de este artículo.

Por ejemplo, cuando estamos haciendo referencia a sustantivos plurales, no debemos introducir el artículo: Así pues, a la hora de traducir frases como “Me gustan los deportes” NO debemos decir “I like the sports” en inglés, sino “I like sports”.

-Los False Friends: No, no nos referimos a los amigos que te dejan tirados un sábado por la noche. Lingüísticamente, el término false friends hace referencia a palabras que suenan y se escriben parecido a otras en español, pero cuyo significado no tiene absolutamente nada que ver. Hay una infinidad de ejemplos, y si no quieres meter la pata con tus nuevos amigos angloparlantes, lo mejor es que les des un repaso a los principales:

Por ejemplo, si llevas unos días con gripe y no puedes salir, no se te ocurra decir “I can´t because I am constipated pues habrás caído en la trampa, y en vez de expresar lo que realmente querías decir “Estoy con gripe” le estás diciendo a tu amigo que tienes problemas para ir al baño. Asimismo, si necesitas que alguien te coja una carpeta en la papelería, no le pidas una “carpet” pues lo que conseguirás es una bonita alfombra para tu salón. Por último, si hoy estás un poco de bajón, no intentes explicarlo diciendo que te sientes un poco “sensible”, pues a pesar de lo que pueda parecer en un primer momento, su verdadero significado es “sensato”.

-Omisión del sujeto: En español es bastante común omitir el sujeto cuando ya lo hemos mencionado en la frase. Por el contrario, en inglés el sujeto debe aparecer siempre antes del verbo. No es que los hispanohablantes seamos más vagos y queramos ahorrarnos palabras, sino que las conjugaciones que utilizamos en los verbos nos ayudan a saber quién o qué ha realizado la acción, algo que no ocurre con los verbos en inglés.

Is important to read every day if you want to learn a new language

It is important to read every day if you want to learn a new language

-Preposiciones: Las preposiciones son difíciles de aprender en cualquier idioma, pues cada uno tiene sus propias normas y muchas veces estas difieren de nuestra lengua nativa. Por ejemplo, al aprender inglés todos hemos sufrido con la preposición “in”, pues si bien en español usamos “en” independientemente de lo que venga después, en otros idiomas se usan preposiciones distintas dependiendo del caso.

*”In”: lo usamos cuando queremos decir que algo está “dentro de” o en el interior de algo. Además, si nos referimos a que estamos en un lugar geográfico concreto también usamos “in” (“They live in Madrid”). También se usa cuando hablamos de fechas y periodos de tiempo específicos.

*”At”: significa “en” y lo usaremos cuando queramos decir que estamos cerca de un lugar o en un lugar (edificios, casas…) (“I was waiting for you at home”). También nos decantaremos por “at” cuando hablemos de horas y fechas festivas (‘At Eastern o At 7 o’clock’)

*”On”: lo usamos para decir “encima de” y cuando nos referimos a los días de la semana (“The bottle is on the table”) (“Let´s meet on Sunday”).

Una vez identifiques y entiendas estos errores, te será mucho más fácil evitarlos o corregirlos cuando te surjan. Así, conseguirás mejorar notablemente tu nivel de inglés tanto escrito como oral.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Aviso Legal, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies